domingo, 21 de junio de 2009

Una joven belga pidió que le tatuaran tres estrellas en la cara y se despertó con 56



Una adolescente belga ha contado a la policía que salió de un salón de tatuajes con 56 estrellas en un lado de la cara, en vez de las tres que había pedido, según han señalado los fiscales. "Dije: 'esta parte, la de arriba, está bien, pero no el resto'", explicó Kimberley Vlaeminck, de la ciudad de Kortrijk, a unos 90 kilómetros al noroeste de Bruselas, a la emisora belga VRT. La joven de 18 años comentó que se quedó dormida y se despertó dolorida cuando le estaban tatuando la nariz.
El tatuador dijo que Vlaeminck había aceptado las 56 estrellas. "Ella aceptó, pero cuando su padre las vio, comenzaron los problemas", dijo el tatuador, citado por el diario Het Laatste Nieuws.

Imaginaos la pinta que tendría yo...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Las estrellas en la cara no sé si están permitidas por la uniformidad. Un saludo.

Padme dijo...

Sinceramente me cuesta trabajo creer que alguien se quede dormido mientras le están tatuando. O esta niña es una roca sin sensibilidad alguna ya que el tatuarse no deja de ser doloroso.

Beso.