domingo, 7 de septiembre de 2008

BICHENO, TASMANIA




Fue en Agosto del 2000. Ya llevaba una temporada trabajando en Sydney y estaba algo cansado. Habia llegado a tener tres trabajos diarios para ahorrar pasta. por la mañana limpiaba un gimnasio, al medio dia hacia hamburguesas de pollo en una cafeteria y por la noche fregaba platos en un spanish restaurant. Asi me tire un par de meses. Hasta que dije basta. Me despedi del gimnasio y del spanish restaurant (definitivamente no han sido los mejores trabajos de mi vida) y le pedi un par de semanas de vacaciones a mi jefa de la cafeteria. Me compre un billete de avion y me plante en Launceston, la ciudad mas grande del norte de Tasmania. Y desde alli fui bajando hasta la capital Hobart. Os podria hablar de La península Freycinet, en la costa este, que es una franja larga y estrecha de tierra que se proyecta hacia el sur, dominada por los picos de Hazard Mountain Range o de Oyster bay (Bahia de las Ostras) con sus maravillosas playas llenas de coral y en donde me he comido las mejores ostras del mundo... Pero hoy me detendre en uno de los sitios que mas me impactaron, Bicheno. Un pueblecito de no mas de 700 habitantes en la costa este de Tasmania. Como era Agosto, era invierno en las antipodas y no habia casi turismo. Tampoco hacia mucho frio, unos 10 o doce grados. Llege a un backpacker (hostal para jovenes) y cual fue mi sorpresa que estava totalmente vacio, por no haber no habia ni encargado. Asi que mi compañero de viaje y yo nos quedamos alli. todo para nosotros. hay va una foto:






Y la verdad es que estaba totalmente en condiciones. Luego mas tarde nos enteramos que el encargado vivia en una caravana cerca de alli y que venia de vez en cuando a limpiar y a mantener el hostal. Bicheno es fantastico, playas desiertas, la gente del pueblo hospitalaria... Y lo mejor estaba por venir. Por la noche, nos sentamos en la arena de la playa a observar un curioso acontecimiento: Miles de pinguinos salian del agua para resguardarse en la playa. Imaginaos solos alli y cientos de pinguinos saliendo del agua:



Una de las experiencias mas alucinantes de mi vida. Por ultimo os dejo con un video sobre los ultimos tigres de tasmania, especie autoctona de Tasmania que se extinguio en 1936.

5 comentarios:

leticia dijo...

Maravilloso Jordi! No conocía este animalito. Más que tigre, me parece una mezcla rara de canino con marsupial.
Mientras lo observaba, no pude dejar de pensar que hoy, los defensores de la ecología, no habrían permitido que se extinguieran.

QuijoteExiliado dijo...

No sabes la envidia q me das cada vez q cuentas tus periplos por Australia. Con lo q a mi me mola ese país

Y lo el tilacino es una pena. De pequeño era uno de mis animales favoritos, pq como a mi siempre me gustaban las cosas raras...
Y creo q aun no se ha extinguido. Hay avistamientos periódicos y pueden quedar unos 10, insuficientes para salvar la epecie, aunq se está pensando en clonar

Bruma dijo...

Muy curiosos los tigres de Tasmania que por cierto no conocía pero lo que me ha parecido impresionante es la historia de los pingüinos. Debió de ser alucinante la primera vez que los vieras.

Ya te digo, una envidia de viaje y por supuesto el irse a la aventura no puede significar tener unos trabajos estupendos. Supongo que de lo que se trata es de trabajar en algo para poder subsistir el tiempo que quieras estar en el pais. Esas cosas que cuentas, Jordi, no tienen precio.

Besos.

Anna dijo...

¿ Se me nota la envidia en la cara ?, no se que envidio mas, si el viaje en si, o la valentia de emprenderlo solo y buscarte la vida alla. Enhorabuena por ser como eres.

Outsider dijo...

Puff, me habían dicho que en Australia había trabajo de sobra... pero me da la impresión que no es del tipo de trabajo que nos demos de tortas por hacerlo.

Envidia... por supuesto... pero solo de lo bueno.